Gran dama de por estos lares

1 abril 2012

A propósito de los Relatos reunidos, de Clarice Lispector

Por: J.

Hablábamos de escritores latinoamericanos, cuando uno de mis amigos me preguntó por mi narradora preferida de por estos lares.  No me detuve mucho a pensarlo; no me pareció necesario: Clarice Lispector, le dije; apenas terminé de leer su Lazos de familia, volé a hacerme de sus Relatos reunidos, que son una maravilla.  Recuerdo que leí aquél, el segundo libro de relatos de la Lispector, el primero de ella que tuve en mi poder, tras disfrutar de una larga sucesión de obras maestras nuevas para mí, así que cuando le tocó el turno a Lazos de familia me pregunté, a pesar de la enorme fama de su autora, si no sería mejor postergarlo, de modo que pudiera apreciar el brillo de su obra a plenitud, sin tener, tal vez, que atravesar la sombra que esos otros grandes probablemente le harían.  Ahí estaban la Porter, Lawrence y Buzzati, entre otros.  Finalmente, sin embargo, me sumergí en sus páginas, tras un suspiro: A nada de ventajas…

No había terminado de leer el libro cuando traté de convencerme por primera vez de que no era tan bueno como en efecto veía que lo era; mi presupuesto tendría que verse afectado por un deslumbramiento como tal.  Pero no hubo remedio, esos trece relatos me parecieron espectaculares y al día siguiente empecé a buscar una edición con éstos y todos los demás reunidos.  Tenerlos, leerlos todos, fue para mí un enorme placer, comparable a los mayores que hasta el momento me he procurado entre letras.  No sólo puedo confirmar que todo cuanto dicen de bueno de la escritora es verdad, sino que conviene hacerla mucho, mucho más conocida… Y digo mucho, una vez para provecho de los sibaritas literarios, y otra, pensando en ayudar a que ciertas cosas caigan en su sitio.  Sí, Laura Restrepo tiene algunos trabajos bien dignos de comentar, y en Argentina alguna veterana ganó un certamen con una novela más que notable, pero también es cierto que no hay más, al menos no conocido, como tampoco lo hubo antes entre nuestras letras femeninas, a diferencia de en otras partes del mundo.  Preferiría callar a tener que referir a una Marcela Serrano como exponente de la prosa de ficción en nuestra región.

Antes de escribir esta nota, me pregunté: ¿Será una coincidencia que las dos principales narradoras Latinoamericanas, hayan surgido del Brasil?  En fin; a disfrutar de la obra de la Lispector, y ojo que Nélida Piñón sigue viva.  Enhorabuena.  Mientras seguimos buscando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: